martes, 19 de septiembre de 2017

Es fascinante que el camino de la ascensión se encuentre al alcance de la mano y que, incluso, uno pueda realmente desear cruzar esa frontera pese a todas las renuncias que conlleva.
Creo que es como él me decía: "Para despertar, sólo hay una regla: no mires atrás y nunca regreses"

No hay comentarios:

Publicar un comentario